Fiesta de Santiago Apóstol en San Cristóbal de la Polantera

Exhibición con el pendón de San Cristóbal de la Polantera en frente de la iglesia
El viernes 25 de julio San Cristóbal estaba en fiestas. Después de que el año pasado picáramos el gusanillo en el pueblo al levantar los pendones del pueblo y de Santibáñez en el campo de fútbol, este año no se esperó a la tarde y el pendón acompañó a la procesión después de la misa.

Yo no estuve (por motivos laborales), pero la gente se emocionó mucho cuando colocaron el pendón a la puerta de la iglesia para que la procesión y el Cristo pasara por debajo de la tela, y al finalizar la misa fueron varias las personas que se acercaron a bailar el pendón al son de un grupo de gaitas.

Por la tarde, cuando el sol ya no molestaba, el pendón de Huerga de Frailes acompañó al de San Cristóbal en el campo de fútbol. Muchos vecinos del pueblo se acercaron para ver la exhibición y para probarlo. Hacía un viento bastante considerable y a veces arremolinaba que daba gusto, pero todos lo pasamos muy bien. Unos nos turnábamos como remeros para poder pujar el pendón de vez en cuando; y otros, realizaban peripecias para el disfrute de todos como coger los dos pendones a la vez o cambiárselos de cinto. La labor del remero es fundamental para que los pendones no se enreden.

Tuvo que ser la noche la que hizo recoger los pendones para asistir al resto de actividades de la fiesta.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *