XXV Aniversario de la Casa de León en Asturias

Buf, que día, si es que no sé si podré plasmar todo lo que ocurrió este fantástico día (el domingo 26 de octubre); pero bueno lo voy a intentar. Gracias que el tiempo nos acompañó en todo momento.

Antes de nada, he de decirle a Néstor que fue un honor conocerle, la pena que no pudimos conversar más tiempo pero esto de organizar es un no parar. Espero que la próxima vez que nos veamos podamos tener una conversación más larga.

Y tengo que dar un tirón de orejas a los fotógrafos (llevo una temporada muy criticona …). Yo entiendo que están haciendo su trabajo, pero igual que yo tengo cuidado de no ponerme delante cuando ellos hacen fotos, ellos podían pensar un poco en el resto de la gente que también quiere inmortalizar el momento. Hay espacio suficiente para todos, para los profesionales y para los que no lo somos.

Y ahora sí, comienzo el relato del día …

A las 8:00 de la mañana salíamos tres autobuses desde León con dirección a Gijón, donde llegamos poco después de las 10:00. Mientras llegaban las 11:00, hora de la recepción en el Ayuntamiento, aprovechamos para comernos un bocata y una Coca-Cola. Había que comenzar la mañana cogiendo fuerzas. Además nos acercamos a ver la playa de San Lorenzo, aunque en esta ocasión el mar se había tragado la arena.

La primera alegría del día tuvo lugar cuando mis compis de Santibáñez me llevaron el cinto, ya que yo no contaba con disponer de él (el último día lo había dejado en el coche de Jorge). Como veis, la cosa empezaba bien. Una vez que se montaron todos los pendones, estuvieron apoyados sobre los muros de los edificios de la plaza, entre la expectación de todos los transeuntes. Más de uno se acercaba preguntando: “¿Y qué ye esto?”, impresionados por la altura y la hermosura de los pendones.

Los pendones llegando a la iglesia de San PedroTras la recepción en el Ayuntamiento las autoridades salieron a la plaza donde en primer lugar la presidenta de la Diputación de León (que ya hace maneras como pendonera) y la alcaldesa de Gijón pujaron dos pendones, si no me equivoco el de Grulleros y el de Mansilla Mayor. En segundo lugar los pendoneros Santibáñez de la Isla hicimos una exhibición con el pendón; incluso yo me atreví a cogerlo, aunque se me cayó, y no porque no pudiera con él, sino porque me sentí tan agusto que solté las manos sin percatarme que era el pendón grande. Si es que soy más burrina… Pero bueno, no pasó nada grave. Finalmente, el grupo Los Xustos y el grupo de dulzaineros se iban turnando canción a canción donde la gente aprovechó para echarse unos bailes.

Sobre las 12:30 ya estaban colocados todos los pendones para dirigirnos hacia la iglesia de San Pedro. Encabezabamos la manifestación Ana y yo, portando un ramo de flores que se ofrecería como ofrenda en la misa, y Ariadna junto a su madre con la pendoneta de Villaverde de Sandoval, detrás de nosotras los dulzaineros seguidos de la comitiva de autoridades, y delante Carmen y Emilio apartando a la gente para que nos dejaran pasar, y para hacer el pasillo de todos los pendones delante de la puerta de la iglesia para que las imágenes de San Froilán y de la Virgen del Camino entraran en la iglesia. Aquí la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, repitió pujando esta vez la pendoneta de Palacios de la Valduerna, como dije antes, parece que le está cogiendo gustillo …

Tras la misa, en la que la ofrenda además de Ana, Ariadna y yo con las flores, también contó con la ayuda de los dulzaineros y de algunas componentes del grupo Los Xustos, volvió a haber otra exhibición de destrezas con el pendón (esta vez le tocó el turno a Cembranos) y de nuevo tocaron los grupos de dulzainas y de Los Xustos. Mientras tanto el resto de pendones se iban colocando a lo largo del paseo, para comenzar el recorrido hasta la sede de La Casa de León en Asturias.

Los pendones haciendo el pasillo en La Casa de León en AsturiasLa anécdota del día sucedió cuando una persona me preguntó “cuándo desplegábamos los pendones”, tras el primer impacto de extrañeza por la pregunta, le expliqué que los pendones se despliegan gracias al viento y que seguramente podría admirarlos gracias a la brisa del mar, como después ocurrió.

El recorrido fue precioso por todo el paseo, digno de admirar por la belleza de los pendones junto al mar, emocionante,… vamos no hay palabras para describirlo. Incluso parecía que el mar, un poco alborotado, quería llegar a tocar las sedas adamascadas a su paso.

Y para rematar, el Himno de León sonando debajo de todos los pendones, ya que al terminar volvieron a hacer un pasillo a las imágenes, que venían acompañadas por centenares de personas.

La comida: riquísimo arroz con bogavante, buff… como nos pusimos.

Y para finalizar el día, el viaje de regreso en el bus se nos hizo cortísimo, ya que veníamos entretenidos ente canciones y chistes. ¡Menudos artistas!

Blog Action Day 2008

En estos momentos, cientos de blogueros de todo el mundo estarán escribiendo una entrada en sus respectivos blogs sobre la pobreza, tema que centra el Blog Action Day 2008, una iniciativa para crear conciencia global de los grandes problemas del mundo.

Creo que se conoce (o se desconoce) tanto sobre este tema, que simplemente voy a dejar tres citas célebres que reflejan lo que la pobreza es:

  • Confucio: “Donde hay justicia no hay pobreza”.
  • John F. Kennedy: “Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos”.
  • Adam Smith: “No puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados”.

Si consigo que los que estáis leyendo este post reflexionéis sobre ello, creo que ha valido la pena haber escrito estas líneas. Os animo a que dejéis un comentario sobre el tema.

Feria Tradicional de Cármenes

El domingo de la Hispanidad, la romería tenía lugar en Cármenes, un bonito pueblo de la montaña leonesa, en la que se celebraba su X Feria Tradicional. Varias fueron las actividades que llevaron a cabo los organizadores, como la muestra de ganado, la exhibición ecuestre o la degustación de caldereta de cordero.

Los pendones llegamos sobre las 12 h, hora de la inauguración de la feria. Después de la misa recorrimos distintas calles de la localidad. Más de uno de vez en cuando gritaba: “¡Cuidado, no pises la moñiga de vaca!”; y es que el pueblo a pesar de las modernidades, como muchos otros pueblos de la montaña, no ha perdido sus orígenes de llevar al ganado a pastar fuera del pueblo (a la vuelta tuvimos un encontronazo con un par de reses, que paseaban alegremente por la carretera…).

El acto finalizó con una pequeña exhibición de las pericias de los pendoneros en frente de la iglesia, al son de las dulzainas.

Para comer pudimos disfrutar de rica caldereta de cordero y empanadas de atún y de carne.

San Froilán en La Virgen del Camino

La última actividad en la que hemos participado para finalizar la festividad de San Froilán fue la romería de La Virgen del Camino que se realizó el día 5 de octubre. Asistieron cerca de 140 pendones y más de 40 carros engalanados.

Al ser domingo, se acercó muchísima gente a ver y disfrutar de la fiesta, a comprar las avellanas y los perdones.

Nuestra salida desde el centro comercial ELECLERC estaba prevista para las diez de la mañana. Poco a poco nos fuimos concentrando, y disfrutando de las pastas y el orujo que repartían para desayunar, además de admirar los preciosos carros engalanados que iban ocupando buena parte de los aparcamientos.

Durante el camino pudimos observar la admiración de la gente que caminaba hacia La Virgen al vernos pasar a su lado. Algunos aprovechaban para hacer un descanso. Mientras más entrabamos en el pueblo, había más gente a ambos lados de la carretera que animaban a los pendones mientras pasaban. Cuanto más nos acercábamos, como suponíamos había cada vez más gente agolpada para vernos pasar.

Cuando entramos en el jardín posterior de la iglesia donde iba a efectuarse la misa, había muchísima gente y nos tocó dejar el pendón sobre un lateral, ya que no cabíamos todos en la parte frontal. aprovechamos para hacer las fotos de familia y esperamos a que finalizara la misa para recoger e irnos a comer.

Para finalizar me gustaría dar un pequeño tirón de orejas a la organización del evento. Posiblemente esta sea la primera vez que comento esta situación. Obviamente no siempre los encargados de organizar los eventos tienen la suerte de que todo vaya bien, y los motivos suelen ser incontrolables por la propia organización, pero creo que una romería tan importante como la de La Virgen del Camino merece un cierto grado de preocupación que al menos por el momento parece que no existe.

En el ELECLERC no había nadie que organizara a los pendones en la salida. Esto supuso que se saliera bastante tarde y que al llegar comenzara la misa sin que hubieran entrado todos los carros engalanados en el jardín. Durante el camino las personas que iban anotando los pendones participantes no dieron la misma información a unos y otros. Suerte que entre nosotros nos llevamos bien, que si no… pero había mucha gente con muchas dudas.

Cuando salimos a la carretera a la altura de la gasolinera teníamos que ir sorteando a los coches, ya que tenemos que compartir con ellos la carretera, y además hay que tener en cuenta los semáforos y los cables, y que cuando los pendones son grandes no siempre van donde tú quieres.

Y por último, debería estar vallada la zona por la que pasan los pendones y los carros en los alrededores de la iglesia, al menos hasta que entra el último. Me parece de muy mal gusto tener que ir dando empujones y gritos para poder acceder al jardín posterior donde se lleva a cabo la misa. Y también quitaría los puestos de la calle lateral derecha. Ya no sólo por los pendones si no también por los carros engalanados, que suelen ser grandes y se las tuvieron que desear para poder acceder al recinto. Para dar más fluidez, habilitaría la puerta lateral izquierda para que por ella pueda entrar toda la gente que quiere asistir a la eucaristía.

Digo esto más que nada porque además la gente no tiene ningún cuidado y pasan por el medio como si pujar por un pendón fuera como pasear con el palo de la escoba. Y los que estamos en este mundillo sabemos perfectamente que no es así. Por suerte, por el momento no ha pasado nada grave, pero nunca se sabe…

4 de julio, San Froilán en Villaquilambre

Dentro de las celebraciones de San Froilán en distintas localidades de la provincia, la Asociación de Pendones del Reino de León ha participado activamente, por ejemplo, acudiendo al Colegio Público Camino del Norte de León con una pequeña comitiva de pendones, para hacer llegar las tradiciones a los más pequeños.

Una de ellas tuvo lugar el sábado en el pueblo de Villaquilambre donde estuvieron presentes otras tradiciones como la desgustación de morcilla y picadillo ( que en mi pueblo se llaman chichas), los bailes regionales,… A las 10:30 comenzabana a llegar a la Plaza del Ayuntamiento los pendoneros y los carros engalanados, junto con los grupos tradicionales.

A las 11:30, Bernardo Gutiérrez, presidente de la Asociación de Pendones del Reino de León, fue el encargado de dar el pregón de las fiestas, en el que hizo un repaso breve a la vida de San Froilán. Una vez finalizado, comenzó la marcha hacia la zona de la Casa de Cultura donde tenían lugar el resto de actos.
Bernardo durante el pregón en Villaquilambre

Tras la misa y la exhibición de bailes regionales, cuatro de los pendones que asistieron al evento hicieron una pequeña exhibición: estos eran Villasinta, Sariegos, Navatejera y nosotros utilizamos el pendón de Huerga de Frailes.

He decir que este fin de semana fue el de las ausencias, ya que no pudieron “pendonear” ni Fonso ni Esteban por problemas físicos y, no sólo eso, ya que (como anécdota) por primera vez en todo el verano el pendón de Santibáñez quedó sin montar. También fue el fin de semana del frío. Suerte que llover, no llovió.